EL AJO DESTRUYE 14 BACTERIAS Y COMBATE MÁS DE 20 ENFERMEDADES – PERO TIENE QUE USARLO DE ESTA FORMA

Te gustaría saber lo que estas consumiendo por cada diente de ajo que te metes al estomago? . El ajo es uno de los condimentos más utilizados debido al delicioso sabor que proporciona a los guisos.

Pero más allá de esta cualidad, el ajo es uno de los vegetales que aporta más beneficios a la salud, como ayudar a la prevención de males de corazón y del cáncer. Aprende hoy a sacarle provecho a este gran aliado.

Originario de Asia central, ha sido utilizado desde épocas milenarias en diferentes culturas; por ejemplo, los Egipcios alimentaban a sus esclavos con ajo mientras estos construían las pirámides; los Griegos los consumían por su poder afrodisíaco; en la época medieval se utilizaba para ahuyentar a los vampiros y los malos espíritus.

Mientras que en la Segunda Guerra Mundial era un remedio para curar las heridas de los soldados.

DETRÁS DE UN DIENTE DE AJO

Sin importar la cantidad de usos que ha tenido a lo largo de la historia, sus propiedades para la salud siguen siendo muy amplias. A continuación te mostramos algunas:

EMBARAZO:

Investigaciones en el hospital de Chelsea y Westminster, en Londres, mostraron que consumir dicha hortaliza disminuye el riesgo de preeclamsia durante el embarazo y ayuda a incrementar el peso del bebe antes de nacer.

ANTIBACTERIAL:

Datos publicados por The Garlic Information Centre, afirman que el ajo tiene propiedades antisépticas capaces de matar bacterias nocivas como Bacillus anthracis (Causante del ántrax) y Mycobacterium tuberculosis (que provoca tuberculosis), entre muchas otras.

Se recomienda usarlo sobre las heridas y piquetes de insectos, para evitar que se infecten al aprovechar su propiedad bactericida natural.

IMPOTENCIA:

Durante mucho tiempo se creyó que el ajo era un afrodisíaco, pero en la actualidad según The Garlic Information Centre, se sabe que puede estimular la producción de una enzima responsable del mecanismo de la erección y, además mejora el flujo circulatorio en el área de los genitales.

ESTADO DE ÁNIMO:

produce un aumento de serotonina en el cerebro y, por lo tanto nos sentimos mas contentos y con ánimos durante el día. Actúa sobre el sistema nervioso central, disminuyendo la tensión y el estrés; además los compuestos azufrados que contiene ayudan a combatir el insomnio y a descansar bien durante la noche.

SISTEMA CARDIOVASCULAR:

Entre los beneficios mas importantes del ajo se encuentran la eliminación de sustancias toxicas de la sangre; su efecto vasodilatador, que ayuda a disminuir la presión arterial, y su poder anticoagulante evita el riesgo de obstruir las venas y crear una trombosis.

Un estudio publicado en The Journal of the Royal Collage of Physicians afirma que disminuye el 12% los niveles de colesterol en cuatro semanas. Estos resultados son posibles si se consumen dos dientes de ajo al día.

CÁNCER:

Se conoce que actúa como anticancerígeno tanto en la prevención como en el tratamiento, en la Universidad de Texas, se comprobó que los componentes del ajo reducen el tamaño de los tumores de 50 a 75%.

OTROS:

“Mejora el funcionamiento de las glándulas como la tiroides, la hipófisis y las suprarrenales, lo que ocasiona un control de peso y mejor distribución de las grasas en el cuerpo”.

COMO USAR EL AJO

El ajo debe ser consumido crudo, pues, cuando es calentado o transformado, pierde sus propiedades beneficiosas. En el caso de las cápsulas, la calidad varía mucho de una marca para otra.

La recomendación es de 500 a 1.000 mg de aceite de ajo por día, como efecto protector, o de 1 a 2 dientes crudos y frescos por día, que pueden ser tragados con agua, té o jugo.

También se puede tomar el agua de ajo, llenando un vaso de agua y añadiendo un diente de ajo picado. Tome este agua a sorbos durante el día, añadiendo más agua. Al final del día, deseche el ajo.

La ingestión con leche debe ser evitada, ya que la leche crea moco en el organismo, que después de algún tiempo será la causa de infecciones y otros problemas.

El uso excesivo o en alta dosis de ajo puede causar la indigestión y la irritabilidad de la mucosa gástrica. Él debe ser evitado cuando se toman drogas sintéticas.

No deben utilizar el ajo personas alérgicas a esta planta, las mujeres embarazadas, lactantes y niños de hasta 4 años. El ajo también debe ser evitado en casos de pre y post-operatorio, ya que tiene efecto antiplaquetario.

loading...

Comments

comments

Leave a Reply