Terrorífico, esto es lo que le sucede a tu cuerpo si dejas de comer harina por 7 días. Lo hice y esto paso

Todos los días debemos alimentarnos, al menos 3 veces al día para tener energías suficientes todo el día. El problema está en que, la mayoría de veces lo hacemos con alimentos fabricados a base de harina.

Esto ha llevado a que muchas personas aumenten de peso y se les haga difícil rebajar. En este articulo te hablaremos de un método que te ayudará a perder peso sin sufrimiento ni poner en riesgo la salud.

Para tener una alimentación balanceada, debemos asegurarnos de ingerir proteínas, hidratos de carbono y grasas. Entre los hidratos de carbono podemos resaltar los vegetales, las frutas, féculas y cereales. Sin embargo, casi todos solemos abusar de los cereales, especialmente de la harina, y comemos pocos vegetales. Casi siempre recurrimos al pan, pizza, bizcochos, pastas, y ese tipo de bollería.

La harina engorda

Es cierto que nuestro cuerpo necesita ingerir cereales, puesto que aportan mucha energía. Esto es todavía más cierto si son cereales integrales. El problema está cuando los comemos en exceso, especialmente en las noches. Y es que, como dormiremos, no gastaremos esa energía y se acumulará en forma de grasa.

Intolerancia al gluten

En su mayoría, la harina procede de cereales ricos en gluten, como el trigo, la avena, el centeno, la espalta, etc. Sin embargo, debemos reconocer que no todos tienen la misma medida de gluten. Hay otros cereales como el arroz, maíz y trigo sarraceno que no contienen gluten.

En la actualidad, muchas personas padecen de intolerancia al gluten. Sin embargo, jamás debemos confundir esta condición con la alergia al gluten o celiquía. Quienes tiene alergia al gluten o celiquía, sufren la reacción alérgica inmediatamente. Sin embargo, quienes tienen intolerancia al mismo, van sufriendo los daños con el paso del tiempo. Entonces, termina sufriendo enfermedades que jamás se le ocurriría relacionar con la intolerancia al gluten.

En el caso descrito en el párrafo anterior, los alimentos no son digeridos ni se asimilan correctamente. Esto provoca, entre otras cosas, un gran desequilibrio en el peso de la persona. Quienes padecen de este mal, tan pronto eliminan el gluten de su dieta diaria, notaran una gran diferencia. Entre otras casas, verán cómo sufren una pérdida de peso descomunal.

 

Síntomas de la intolerancia al gluten

– Problemas dermatológicos como la hiperqueratosis pilar.

– Estreñimiento o diarreas recurrentes.

– Obesidad o falta de peso.

– Trastornos menstruales.

– Mala digestión.

– Esterilidad.

Si presentas algunos de estos síntomas o sospechas por otras razones que padeces de intolerancia al gluten, consulta a tu médico. Este hará los exámenes de lugar y te hará las recomendaciones pertinentes.

Ideas para reducir las harinas

En el mercado hay utensilios de cocina que permiten preparar espaguetis a base de verduras. Una de ellas muy utilizada para esto es el calabacín. Con dicho utensilio podemos convertir un montón de verduras en un falso pero delicioso plato de pasta. Esta la podemos preparar condimentándola con salsa de tomate, queso y orégano.

En el caso de los pasteles, podemos recurrir a las legumbres. Con ellas podrás preparar un rico y saludable biscocho de legumbres con chocolate. Para ello, debemos sustituir la harina convencional por la harina de legumbres cocida y triturada. El resultado te dejará con la boca abierta y toda tu familia querrá más.

Quienes son intolerantes al gluten, también pueden obtener grandes beneficios si eliminan en su totalidad la harina con gluten. En su lugar, utilizan harina libre de gluten como las que son a base de arroz, maíz o garbanzos. Con esta harina podrás realizar los mismos platos que con la otra harina. En otras palabras, podrás preparar bizcochos, crêpes, panes, pizzas, etc.

El pan es el alimento que más cuesta sustituir de los que contienen gluten. Y es que en muchas culturas este es la base alimenticia diaria. Si queremos dejarlos en su totalidad, debemos ir reduciendo su ingesta poco a poco. Además, debemos ir sustituyéndolo por tortillas de arroz o maíz, por ejemplo.

De igual forma, podemos aprender a elaborar tostaditas a base de semillas de chía, lino girasol, etc. Para ello, debemos triturar las semillas y mezclarla con un poco de agua hasta formar una pasta. Ahora, entraremos la harina en el horno en una bandeja y la hornearemos a temperatura muy baja. El horno debe estar en los 50 grados durante 30 minutos, hasta que la harina adquiera una textura crujiente.

loading...

Comments

comments

Leave a Reply